REPARACIÓN DE LLANTAS Y REPARACIÓN DE ABOLLADURAS SIN PINTURA


REPARACIÓN DE ABOLLADURAS SIN PINTURA


Presión de abolladuras sin pintura: Los daños de aparcamiento, transporte o por granizo se subsanan rápida y económicamente sin necesidad de realizar trabajos de pintura. La pintura original se conserva y los ajustes de color de las piezas contiguas se suprimen completamente.

REPARACIÓN DE LLANTAS


Los daños de las llantas –causados por arañazos con el bordillo, productos químicos y sales de deshielo– se reparan de forma exacta en los puntos afectados. Las técnicas de trabajo, los materiales y las herramientas especiales permiten que las llantas dañadas brillen de nuevo con un color fiel.